Skinamarink la viral película de terror que ha saltado a la fama gracias a TikTok

skinamarink-la-viral-pelicula-de-terror-que-ha-saltado-a-la-fama-gracias-a-tiktok

Recientemente se ha vuelto tendencia en las redes sociales una nueva forma de hacer cine de terror, llegando a competir contra los grandes exponentes del género al desafiarlos con un presupuesto extremadamente reducido en comparación. La película dirigida por Kyle Edward Ball, “Skinamarink”, ha comenzado a causar revuelo entre los fanáticos de los sustos gracias a su particular estética y narrativa sencilla.

Originalmente, este film inició su travesía en la plataforma de TikTok y desde entonces se ha convertido en un fenómeno viral, demostrando así que las redes sociales tienen una influencia bastante considerable en la industria del cine. La trama de “Skinamarink” es bastante sencilla: dos niños se encuentran atrapados en una casa, sin puertas ni ventanas, enfrentándose al mismo tiempo a una presencia sobrenatural que los persigue. Algunos consideran a este film como una versión moderna del clásico de los Grimm, Hansel y Gretel.

¿A qué se debe la popularidad de Skinamarink?

skinamarink-la-viral-pelicula-de-terror-que-se-ha-viralizado-gracias-a-tiktok

Foto: Kyle Edward Ball, director de “Skinamarink”.

La fuente de inspiración para esta película se encuentra en las oscuras pesadillas que han compartido los seguidores de Edward Ball en su popular canal de YouTube, donde se comenzó a debatir cómo se podrían recrear todos estos sueños en una sola historia. Así pudo surgir este film, a partir de los miedos primarios más comunes de las personas, como la oscuridad y lo desconocido.

Los recursos narrativos de “Skinamarink” están basados en elementos sutiles, pero efectivos, pero al mismo tiempo evitando caer en un minimalismo forzado. La habilidad de Ball para poder mantener la tensión, empleando recursos muy limitados, es un ejemplo de su gran talento y potencial como cineasta.

Te puede interesar:  De qué trata el Desafío en el techo de TikTok

El secreto detrás de la técnica cinematográfica empleada por Ball en “Skinamarink” radica en la implementación de sonidos grabados de manera directa, además del uso de una cámara subjetiva para así poder explorar los rincones más oscuros y las inquietantes sombras del miedo humano. Gracias a estos sencillos elementos se pudo crear una atmósfera bastante realista y a su vez aterradora, permitiendo que los espectadores se sumerjan en una experiencia completa. Esta película logra generar un ambiente agobiante donde el horror se insinúa, pero no lo muestra de manera explícita en todo momento.

Con menos de 15 mil euros “Skinamarink” sacude a los gigantes del terror

“Skinamarink” fue rodada con un presupuesto de 14 mil euros y, aunque ha contado con una distribución muy limitada, ha logrado recaudar más de 830 mil euros. Esto ha significado un logro financiero, lo que demuestra que el éxito de una película no depende únicamente de las grandes inversiones.

Gracias al impacto que ha tenido el film de Ball, se ha comenzado a generar un debate acerca del papel de las plataformas de streaming en la difusión del cine independiente. Es debido a la viralidad que ha tenido “Skinamarink” en TikTok, que muchos han iniciado a plantearse cómo las redes sociales pueden impulsar los proyectos con potencial que han sido creados con recursos limitados.

En la actualidad, “Skinamarink” se encuentra disponible en la plataforma de streaming “Shudder”. La disponibilidad en línea les brinda a los espectadores una oportunidad para experimentar este intrigante y aterrador film desde la comodidad de sus hogares. Aunque, dicha plataforma no se encuentra disponible en algunos países, como España. Sin embargo, se espera que pronto pueda llegar al país. A pesar de esto, es posible acceder a esta empleando alguna herramienta VPN.

Esta película no solo le ha sacado más de un susto a su audiencia, sino que además ha logrado estremecer las bases del cine de terror. “Skinamarink” demuestra que, con un presupuesto modesto y una narrativa abordada por el implícito, es posible plantarse firme frente a los gigantes del género y las grandes productoras.

Con “Skinamarink” queda muy claro que no solo son necesarios monstruos para asustar, pues lo desconocido causa mucho más miedo.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir